Ensalda de algas con Pronokal y PnK

Receta Pronokal: Ensalada de algas wakame con sésamo

Tanto para los pacientes en cetosis como aquellos que estén en las etapas no cetogénicas o de mantenimiento del Método PronoKal® y PnK®, a continuación indico una receta exótica y saciante que recomiendo en la consulta a mis pacientes: ENSALADA DE ALGAS WAKAME CON SÉSAMO. Además, es muy rápida y barata.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 25 g. de algas wakame deshidratadas (preferiblemente de cultivo ecológico)
  • 1 pepino de tipo holandés (preferiblemente de cultivo ecológico)
  • una cucharada de aceite de sésamo tostado (recomiendo la marca de cultivo ecológico CLEARSPRING, de venta en tiendas especializadas)
  • una cucharada de vinage de manzana (de cultivo ecológico)
  • una cucharadita de postre de semillas de sésamo o de lino dorado.
Ensalda de algas con Pronokal y PnK

Ensalda de algas con Pronokal y PnK

Preparación:

  1. Vierte las algas deshidratadas en un cuenco grande con agua ligeramente salada. Deben de estar en remojo por lo menos 20 minutos. Recuerda que las algas van a aumentar considerablemente de tamaño, por lo que debes de utilizar un cuenco o una fuente grande. Una vez rehidratadas, pasalas a un colador para que escurran el agua. Adquieren un hermoso color verde pardo y una textura crujiente, y son una fuente natural de yodo, indispensable para la normal función tiroidea.
  2. Una vez bien escurridas, pasa las algas a una ensaladera. En ocasiones las algas necesitan ser troceadas para facilitar su consumo: córtalas a tu gusto.
  3. Haz estrias con el pelador sobre la superficie del pepino holandés, de tal manera que quites algunas láminas de piel del mismo. A continuación trocéalos en finas rodajas. Esparce las rodajas de pepino sobre el lecho de algas de tu ensaladera. El contraste de los dos tonos de verdes hará que tu plato de ensaldad resulte más suculento y apetitoso.
  4. Aplica unas pulverizaciones de aceite de sésamo tostado usando un spray de cocina.
  5. Vaporiza con el vinagre de manzana.
  6. Finaliza espolvoreando unas semillas de sésamo o de lino dorado (rico en omega 3) sobre tu ensalda.
  7. No necesitas añadir sal, pues al ser un producto marino  las algas ya son sabrosas.

Si tienes un compromiso para cenar o comer, te propongo una buena opción para seguir en esa ocasión con tu tratamiento con Pronokal® y continuar con la pérdida de peso: te recomiendo acudir a un restaurante japonés y pedir para tí la ensalda de algas (puede ser de algas diferentes a las wakame, pues son numerosas las variedades; incluso puedes pedir varias ensaladas para probar) y acompañarlo de sashimi de atún (finas láminas de atún crudo, que puedes macerar en salsa tamari). El marisco y los huevos de gallina cocidos al estilo tradicional japonés son también una buena elección.

Por último, ya que vas a ir a un restaurante japonés, elige uno de calidad donde te atiendan como te mereces y cuiden el producto que presentan al público. Personalmente, si estás por Barcelona, te recomiendo ir a la Tasca Japonesa Wakasa (Calle Nápoles, 287), a unos metros de la Sagrada Familia: el matrimonio japones Natsu (ella en sala) y Taka (él en la cocina) van a hacer de ese día una experiencia perdurable para tus sentidos. ¡Disfruta!

Deseo una primera cita informativa GRATUITA sobre el Método Pronokal® con el Dr. Adolfo Planet.