Método PronoKal®/PnK®: mamás y papás en cetosis  

Los pacientes del Método PRONOKAL®/PNK® que tienen hijos pequeños o adolescentes, con frecuencia cometen un error grave a la hora de cumplir el tratamiento. Cuando sus hijos terminan de comer, si dejan algo en el plato o algo no les gusta, el papá o la mamá se lo terminan comiendo «porque me da pena tirar la comida». ¡ESTO ES UN ERROR!

 

Los papás y las mamás han de cambiar el «chip» y dejar de ser los «coches escoba» que se comen y beben todo lo que sus hijos han dejado en la mesa o en el plato. Esos restos tienen que ir directamente a la basura (o al frigorífico en el caso de que el niño lo pueda tomar más adelante con otra comida).

 

El consejo es aplicable no solo a los papás y mamás que estén en tratamiento con Método PRONOKAL®/PNK® en Valencia con el Dr. Adolfo Planet (los cuales pueden romper la cetosis si apuran  los restos de comida), sino a toda la población en general.

El ingerir los restos de comida que dejan nuestros hijos en el plato nos aporta un extra de caloría gratuitas, que ni representan una mejora de la  economía  familiar ni sustituyen a una verdadera comida de adulto. Además, la comida preferida de los pequeños suele ser más rica en calorías (pastas, patatas, rebozados, salsas, etc.) que la adecuada para un adulto.

 

Más información sobre el Método PRONOKAL®/PNK®: qué es, en qué consiste, qué alimentos tomas,…

Quiero una primera cita informativa GRATUITA con el Dr. Adolfo Planet